Un viaje sensorial a través de los erizos de mar

erizos de mar

Con el otoño, además de la caída de hojas, llegan a los mercados alimentos de temporada como pueden ser la calabaza, las alcachofas, las castañas, y en noviembre: los erizos de mar.

Sí, los erizos de mar, ese suculento manjar que se puede disfrutar crudo o cocinado.

València, 23 de noviembre de 2017.- Y hacía mucho que no comía un erizo fresco, sin cocinar, sin envolturas, sin mezclas. Así que, cuando hace unos días tuve la oportunidad de volver a hacerlo, no lo dudé, me fui directa hacia Vincenzo, jefe de sala de Ostrarium Bar y le pedí que me prepararse un erizo delante de mí, para poder disfrutar del penetrante aroma marino que desprende el erizo al abrirse.

Un viaje sensorial a través de los erizos de mar, GlobalStylus magazin

La autora, dando fe de un erizo de mar

Al acercarme para oler el erizo, su aroma me transportó al Mar Cantábrico, al de mi infancia, cuando mis hermanos y yo bajábamos con mi madre a la playa de Ondarreta y los días de marea baja cogíamos nuestros salabardos e íbamos al Pico del Loro a buscar cangrejos.

Entre esas rocas, llenas de algas, que separan la playa de Ondarreta de la famosísima playa de la Concha, pasábamos la mañana buscando pequeños tesoros con los que llenar nuestras redes. Los intensos olores a salitre y yodo que desprendía ese mágico lugar, han quedado fijados en mi memoria.
Vincenzo tomó el erizo con un trapo para no pincharse y comenzó a prepararlo. El erizo, se rompe con mucha facilidad, su caparazón es muy frágil, hay que hacerlo por la parte de su boca. En su interior contiene bastante líquido, en esta ocasión nosotros desechamos, pero puede colarse y utilizarse para cocinar. Una vez escurrido y limpio, dentro del caparazón veréis las yemas de color naranja, son el coral del erizo, nuestro objetivo.

Con una cucharilla extraje suavemente las yemas y, sin añadirle absolutamente nada, disfruté de este intenso sabor, que me condujo por los diferentes mares de mi recuerdo. El cantábrico de mi infancia, el Mediterráneo de los veranos adolescentes en Port de la Selva y mis adoradas costas valencianas.

El placer fue absoluto y en mi paladar permaneció el sabor durante unos instantes, hasta que tomé un trago de vino blanco para atenuar la sensación yodada que me invadía.

Un viaje sensorial a través de los erizos de mar, GlobalStylus magazin

Andrés Soler, de Ostrarium, en el Mercat Central de València

Si vosotros también queréis disfrutar de un viaje sensorial y de un placer único, os animo a pasar por el Mercat Central de València, donde podréis comprar erizos frescos sin problema. Otra opción es que os acerquéis a Ostrarium Bar, os sentéis en una de sus mesas y disfrutéis de este maravilloso placer.

Ostrarium Bar
Dirección: Calle Chile, 9 – Valencia
Teléfono: 963 205 484
www.ostrariumbar.com

 

OTRAS NOTICIAS

 

Murviedro mira al futuro con la rehabilitación de la Cueva Museo

Murviedro mira al futuro con la rehabilitación de la Cueva Museo

Bodegas Murviedro celebra su 90 aniversario y encara el futuro con la inauguración de la Cueva Museo en el medieval barrio de La Villa, en Requena, y anuncia la presentación de Finca Casa Lo Alto para el próximo verano… (Seguir leyendo…)

 

OTRAS NOTICIAS

 

Pago de Tharsys Brut Rosado. Seducción en la copa

Pago de Tharsys Brut Rosado. Seducción en la copa

Costó mucho que los elaboradores de Cava se decidieran a embotellar espumosos rosados pero una vez que se tomaron en serio la apuesta por la calidad los consumidores se apuntaron a una tendencia enológica que brilla en la copa con destello rubicundo, es refrescante, frutal, atrevido y desenfadado… (Y hasta aquí puedo leer…)

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>