El Bajo Aragón revive la Garnacha. Lagar d’Amprius

Lagar-d-Amprius-Garnacha_2011-portada

En Teruel se ha hecho vino de toda la vida, si bien es cierto que, en la actualidad apenas queda media docena de bodegas con actividad enológica. Las sociedades de viticultores no tienen más opción que vender la uva a productores de otras zonas vinícolas vecinas, que demandan sus garnachas por su buena calidad.

Lagar-d-Amprius-Chardonnay_2011lEl grupo turolense Térvalis tuvo su origen en la producción de abonos biológicos, es líder en tecnologías para el sector de los fertilizantes en España y la primera firma agroquímica española en I+D+i. Con la intención de diversificar su actividad participan en otros sectores económicos como el de la energía, agroalimentación y servicios.

En el año 2005 buscando el lugar ideal para crear un proyecto enológico se decidieron por la comarca del Matarraña, en el Bajo Aragón, en el término de Calaceite, por ser la zona más propicia para el cultivo de la vid dentro de la provincia y por su potencial para el enoturismo. Protegida por el macizo montañoso de los Puertos de Beceite (Els Ports, entre Teruel, Tarragona y Castellón) está la finca del Mas d’en Roig, una construcción tradicional agrícola con un total de 47 hectáreas de superficie, parte de la cual ya estuvo plantada de viñedo en otros tiempos.

La varietal protagonista es la Garnacha tinta, pero también han optado por algo de Syrah y por las blancas Chardonnay, Viognier y Gewürztraminer. Las nuevas plantaciones están en espaldera, preparadas para su mecanización, pero en secano, sin riego por goteo.

Lagar-d-Amprius-Syrah-GarnachaUno de los vinos que elaboran, de manera temporal en las instalaciones de una bodega próxima, es el tinto Lagar d’Amprius hecho con Garnacha y con Syrah, fermentado con levaduras indígenas. Los jóvenes viñedos, plantados en 2008, ofrecen una calidad de uva excelente en este 2010, para hacer un vino de añada de color rojo picota de capa alta, con ribete de tono violeta. Tiene buena intensidad aromática, con recuerdos a fruta roja fresca y en compota, especias (pimentón, pimienta rosa). En el paladar es amplio, con taninos potentes pero dulces, goloso, con la justa acidez. Vuelven sensaciones de especias, a café, cacao, clavo, caramelo, con un suave amargor final y sensación mineral.

Pregunto si utilizan chips de madera. La duda ofende, como dijo una alcaldesa, aunque en este caso la bodega no lo oculta. Un vino de corte internacional más que agradable y curioso, que viene a animar el panorama enológico del sur de Aragón desde una comarca de gran valor paisajístico y medioambiental.

Lagar d’Amprius 2010: 11 €

www.ampriuslagar.es

 

 

OTROS ARTÍCULOS

Apicius, cuando menos te lo esperas. Valencia

En los últimos tiempos ha surgido en Valencia un Boom del Menú mediodía, de tan fecundo nivel y ajustado precio, que cada vez me cuesta más traspasar el límite de los 19’50 €, bebida, postre, café, e IVA incluidos. A excepción, claro está, de mi admirado Samsha (21’50 €). Por tanto y según mis cuentas, un menú mediodía de 25 € sin bebida ni café ni IVA, debe acreditar un salto cualitativo palpable  que justifique esos 9 o 10 € de diferencia. Es el caso del menú de Apicius? Enrique Medina, el chef y propietario junto a su esposa, la somellier Yvonne Arcidiacono, trabajó varios años en ‘El Bulli de Sevilla’ dentro de El Hotel Hacienda Benazuza(Seguir leyendo…)

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>