Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. Valencia

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. GlobalStylus.com

Restaurant Alqueria de la Font d’En Corts
Teléfono: 962 111 882
Dirección: Carrera de la Font d’En Corts, 54 – Valencia
Bus: Línea 14 EMT

Acaba de abrir en Valencia el restaurante Alqueria de la Font d’En Corts. Se trata de una nueva arrocería en la que participa la familia Soler i Orient, responsables también de otros locales como los de la barraca de Pinedo La Genuïna, Alqueria del Brosquil, Alqueria de la Mar, o la Alqueria del Pou, casi todos emplazados en edificaciones tradicionales rehabilitadas de la huerta sur de la ciudad de Valencia.

En este de la Font d’En Corts está al frente Maica Nadal, una jefa de sala de amplia experiencia que se encuentra con el reto de dirigir el rodaje de los recién estrenados fogones y su equipo de cocina. La carta es similar a las de las otras alquerías, especializada en platos populares de la gastronomía valenciana, donde son recomendables los entrantes más tradicionales como el esgarrat, clótxines al vapor (mejillones), tellines (coquinas) o los calamares a la plancha.

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. Valencia. Maica NadalEn cuanto a los arroces es un buen lugar para degustar la paella valenciana, pero también los melosos de pato y el de cangrejos y galeras, servidos en cazuela de barro.

El pasado viernes quedamos unos amigos para compartir un arroz caldoso de pato, plato de invierno ideal para entonar el cuerpo viendo la lluvia caer tras los ventanales del salón del primer piso.

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. GlobalStylus.comComenzamos con unas alcachofas, producto de temporada, con huevas de sepia a la plancha. Con este plato apuramos las cervezas que nos habían servido mientras elegíamos el menú, que armonizan con el amargor de la verdura, antes de servir el vino.

0170127-ALQ-FONT-EN-CORTS-(28)Continuamos con el blanco Flor de Ahíllas Merseguera 2016 de Bodegas Terra d’Art que nos recomendaron ya que estaba fuera de carta. Un vino joven, fresco, frutal (albaricoque, mango), con recuerdo a flor blanca, paladar ligero y ágil que, por experiencia, está mejor todavía en su segundo año. La bodega es un pequeño proyecto de Juan José Palmero y su hermana Casandra, que llevan adelante en el valle de Ahillas, en el término valenciano de Chelva.

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. GlobalStylus.comAtacamos unas croquetas de puchero.

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. GlobalStylus.comOtro entrante que compartimos al centro de la mesa fueron estas gambas al ajillo sobre una base de ajoarriero.

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. GlobalStylus.comY este calamar fresco a la plancha.

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. GlobalStylus.comY llegó el arroz de pato, versión tradicional del ‘arròs en fessols i naps’ que a las carnes de cerdo añade las de la anátida, que lo hace mucho más intenso de sabor, con sus nabos, pencas de cardo y morcillas de cebolla.

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. GlobalStylus.comQue acompañamos con un tinto también de la bodega de Ahillas, hecho con una base principal de Bobal y Tempranillo de cepas viejas cultivadas a más de 1.100 metros de altitud y completado con pequeñas proporciones de otras varietales tintas que tienen en experimentación como las Mencía, Marselan, Graciano, Prieto Picudo y Garnacha. Un tinto de 2014 con barrica de roble francés, fresco, de cuerpo medio, con buena sensación frutal y mineral, que necesita su tiempo en botella, como los mejores vinos.

Arroz con pato en cazuela de barro. Alqueria de la Font d’En Corts. GlobalStylus.comUno de los postres fue esta calabaza asada con helado.

Y continuamos la sobremesa con unos gin&tonics, sin macedonia, bien cargados de hielo porque, como dice mi amigo Paco Palanca, “Si un maestro destilador ha llegado a la conclusión meditada de combinar determinadas cantidades de los componentes de esa ginebra ¿para qué hemos de desvirtuarla? A mí me gusta añadir nada más que un poco de agua tónica y mucho hielo”.

Y tiene toda la razón.

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>