Julian Opie radiografía la soledad del hombre del siglo XXI

_DSC5353

Buscar la serenidad en un mundo tremendamente acelerado. Esa parece la premisa de la obra de Julian Opie. La fundación Bancaja de Valencia rinde homenaje al artista británico con una treintena de obras de gran formato realizadas entre los años 2000 y 2015. Una excelente ocasión para indagar en la obra de Opie, reconocido internacionalmente por su estilo minimalista y de formas básicas. Carmen Pastor / StylusArt /

En el particular universo creativo de Julian Opie (Londres, 1958) destaca especialmente la economía formal. El británico tiene el don de atrapar lo esencial con la línea y el color, con una pintura esquemática que convierte lo cotidiano en icónico. Y es en la representación de la figura humana donde estas características se explican por sí solas. Los retratos son el mejor ejemplo. Compuestos por no más de diez trazos, a simple vista pueden parecer versiones de la misma persona. Pero es una sencillez engañosa. Su esquematismo es capaz de destacar claramente los rasgos distintivos de cada persona. La portada del álbum Best of Blur (2000) evidencia claramente ese poder pues cada miembro de la banda es perfectamente reconocible.

_DSC5340Opie convierte la vida diaria en obra de arte. Desde el prisma de su universo minimalista y simbólico refleja y analiza la vida moderna y la cultura popular. Observa los que nos rodea  y lo representa con una singular combinación de lo cotidiano y lo irreal, como si tratara de buscar la serenidad en un mundo tremendamente acelerado. Opie fija su objetivo en la vida metropolitana y el ajetreo de las grandes urbes, aunque también muestra un interés especial por la imagen de otras culturas. Trata ce captar el “ruido visual de la calle”, como apunta Fernado Castro, crítico de arte, profesor de Estética y Teoría de las Artes en la Universidad Autónoma de Madrid y comisario de la exposición.  Se trata de una especie de radiografía de la vida urbana en espacios públicos que revela la soledad del ser humano, incluso cuando se muestra en grupo.

Julian Opie IILos retratos de Opie y las figuras humanas todavía más esquemáticas en las que el rostro se reduce a un mero círculo se han convertido en imágenes icónicas reconocibles internacionalmente. Pero la marca personal de Opie está también en la multiplicidad de técnicas y materiales utilizados (como acrílicos, vinilos sobre aluminio, tinta o madera, animaciones y videoinstalación en pantallas LCD y LED) y en el decisivo el uso del ordenador y la tecnología.

La experiencia estética de este pintor de la vida moderna suscita lecturas bien diferentes. «La gente interpreta mis obras de formas muy distintas. En el Reino Unido la crítica suele decir que mi trabajo es duro, afilado, frío, una mirada inhóspita sobre la humanidad. En EE UU, por el contrario, dicen que es liviana, divertida, muy pop. No sé por qué el mismo trabajo genera opiniones tan distintas», asegura el artista londinense.

we swamEntre tanto retrato icónico llama la atención el espacio dedicado al paisaje, que además ocupa un lugar destacado al situarse en la primera sala de la exposición. Un emplazamiento privilegiado y merecido que invita a deleitarse en esta parte menos conocida de la obra del londinense. El sello de Opie sigue estando presente, sigue primando la sencillez, pero se suaviza el color y la melancolía de sus personajes deja paso a la serenidad, a la quietud, a la placidez del paisaje. Una invitación a salir del bullicio de la ciudad, a escapar en busca del silencioso y vacío espacio exterior.

La exposición reúne una treintena de obras de gran formato que proceden, además de los fondos de la colección de Fundación Bancaja, de una amplia nómina de colecciones institucionales como la de Banco Santander, Carmen Thyssen Bornemisza Collection, Galería Xavier Fiol, Galería Mario Sequeira y Lisson Gallery, así como de colecciones privadas como las de Hortensia Herrero, Mariana Almeida Freitas, Pilar de Diego, Paula Sequeira, Cristina Lopes, Blanca Cuesta, Jaime Marçal, Carlos Puerta, Rocío Puerta de Diego, Ágatha Ruiz de la Prada, José Antonio Sequeira o Manuel Tavares Correia, entre otros.

Julian Opie IIIJunto a la muestra, la Fundación Bancaja ha editado un catálogo con textos de Fernando Castro y del también crítico de arte David Barro, en los que se revisa la esencia y la trayectoria del trabajo de Opie. La exposición, que estará abierta hasta el 25 de junio, se complementa con talleres de arte y con visitas guiadas gratuitas (viernes y sábados a las 19 horas).

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>