Rebelde (War Witch), film de Kim Nguyen que muestra el envilecimiento de la infancia, las niñas soldado

rebelde-war-witch

Los niños son los más fáciles de envilecer. Inoculándoles el miedo es sencillo arrebatarlos de su pequeño mundo conocido y trasladarlos a otro, perverso, oscuro, dónde sobreviven cometiendo atrocidades porque eso les salva de morir. Un acto puntual puede trastocar la vida de cualquier menor porque permanecen imborrables. Basta con escuchar una escena de la vida de una niña el día que fue reclutada por el Ejército de Resistencia del Señor en Uganda, el instante en que envilecieron su infancia:

“Un niño intentó huir [de los rebeldes], pero lo atraparon… Le ataron las manos, y después nos obligaron, a los demás cautivos recientes, a matarlo con un palo. Me entraron náuseas. Al niño lo conocía de antes. Éramos de la misma aldea. Me negué a matarlo y me dijeron que me dispararían. Me apuntaron con una pistola para que lo hiciera. El niño me preguntaba “¿Por qué lo haces?” Yo respondí que no tenía elección. Después de que lo matáramos nos obligaron a untar nuestras armas con su sangre. Dijeron que teníamos que hacerlo porque así no temeríamos a la muerte ni intentaríamos escapar… Todavía sueño con el niño de mi aldea al que maté. Lo veo en sueños, hablándome y diciéndome que lo maté por nada, y yo lloro.”

rebelde-war-witch-cartelA partir de ese momento cualquier niño queda atrapado en una vorágine monstruosa y adulta. Se le hace cómplice. Se le despoja de su mayor o menor bondad para convertirlo en uno más, en un soldado, en un ser duro y obediente. Se juega con su inconsciencia para enviarlos a las misiones más suicidas (llevar munición, espiar al enemigo, robar en los lugares más descabellados, se pervierte su condición de niño/a para “engañar” al contrario…) y, se les domina constantemente con el miedo.

Si eres niña, el sometimiento y la vejación pueden ser aún más profundas porque las violaciones son cotidianas. Las violadas acaban asumiendo su condición de “posesión” de los superiores. Se les obliga a ser madres cuándo son ellas las que necesitan terriblemente a sus madres y empiezan a debilitarse con las enfermedades sexuales que van extendiéndose por sus frágiles cuerpos. Porque ser mujer y soldado conlleva ese plus de esclavismo sexual que acaba ensombreciendo la capacidad inigualable de dar vida.

Lo que estos niños van viendo, viviendo, sintiendo es de una violencia inimaginable. Los más afortunados sobreviven o logran escapar. Si tienen un poco más de suerte logran volver a sus aldeas de origen años después. Vacíos, perdidos, al reencontrarse con los suyos se topan con el rechazo visceral de los que les vieron crecer e irse: porque les han visto ejecutar órdenes horribles, porqué quizás los recuerdan asesinando a sus propios hijos.

Sería imposible saber cuántos niños hay en estos momentos atrapados en este tipo de vida envilecida, pero según datos de Naciones Unidas, en el 2012 al menos se reclutaban  niños y niñas soldados en 17 países como Malí, Yemen, Afganistán, Sudán o República Democrática del Congo.

Mientras se secuestraban niños en todos esos países, ese mismo 2012, se rodaba en Canadá la película “Rebelde” del vietnamita Kim Nguyen. Una historia que transcurre en una pequeña aldea del África subsahariano y que cuenta la adolescencia de una niña soldado. Una “envilecida” convertida anticipadamente en madre que le cuenta a su bebé el horror que ha vivido y, sin saberlo, el resquicio de amor que ha resistido frente a tantas crueldades. La protagonista es reclutada violentamente para participar en luchas de las que ni siquiera entiende el origen. Con el tiempo, se convierte en una especie de “talismán” que orienta la estrategia de los combates a través de premoniciones y aparece en su vida Mago, un joven albino, que le ayudará a recordar qué era aquello cálido que se llamaba amor. La película ha recibido un enorme reconocimiento: el Oso de Plata del Festival de Berlín a la mejor actriz y la nominación a los Oscar 2013 como Mejor Película Extranjera. En España su estreno estaba previsto para el mes de mayo. Un cine conmovedor que pone delante del espectador lo que está ocurriendo en este precioso momento en muchas partes del mundo.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>