Familia Torres reduce un 30% sus emisiones de CO2 con un año de antelación

Familia Torres reduce un 30% sus emisiones de CO2 con un año de antelación

LA BODEGA DEL PENEDÉS FAMILIA TORRES SE PROPUSO REDUCIR EN DIEZ AÑOS SU HUELLA DE CARBONO EN UN 55% RESPECTO AL 2008 / Fotos: Jordi Elías /

Vilafranca del Penedès, 25 de mayo de 2020.- Familia Torres ha reducido en un 30% sus emisiones de CO2 por botella en todo el alcance, desde la viña hasta el consumidor, respecto al 2008, según la auditoria de la huella de carbono correspondiente al año 2019.

Con esta reducción, la bodega familiar del Penedès, que este año cumple su 150 aniversario, consigue llegar al objetivo que se había propuesto para 2020 con un año de adelanto y continúa intensificando sus esfuerzos para adaptarse y mitigar las consecuencias de la emergencia climática. Por ello, se ha fijado como nueva meta reducir las emisiones de CO2 por botella en un 55% en 2030 respecto al 2008.

Para Miguel A. Torres, presidente de Familia Torres: “Hemos hecho un gran esfuerzo para alcanzar nuestro objetivo de reducción de emisiones que en su día considerábamos muy ambicioso. Ahora debemos intensificar aún más nuestras acciones ambientales para mitigar el calentamiento global y también para proteger la viticultura”.

A la reducción de emisiones, que abarca los alcances 1, 2 y 3, han contribuido varios factores: por un lado, trabajar con proveedores con una menor huella de carbono – el alcance 3, es decir el que corresponde a los proveedores de materia prima, material de envasado y distribución, impacta en casi un 90% en la huella de carbono de la bodega –, y por otro, el uso de energías renovables, medidas de eficiencia energética y movilidad sostenible, además de la reducción del peso de las botellas.

Familia Torres cuenta con una caldera de biomasa en su principal bodega de Pacs del Penedès, que le ha permitido rebajar el consumo de gas en un 95%, además de placas fotovoltaicas que se ampliarán este año con 100 kW de autoconsumo y que se sumarán a los más de 1.500 kW de energía fotovoltaica que abastecen las distintas bodegas de su propiedad en España. Asimismo, el 80% de los vehículos de la bodega son híbridos o eléctricos y se ha adquirido otro tren eléctrico-solar para utilizar en las visitas a la bodega del Penedès en substitución al que tenía de gasoil. También está estudiando la viabilidad del uso de tractores eléctricos en el campo, con los que hizo un ensayo a principios de año.

Sin embargo, para Miguel A. Torres no solo es importante evitar las emisiones de CO2 sino también capturar los gases que están en la troposfera y que son los causantes del calentamiento global. Un desafío que ya se está abordando desde dos vertientes: por un lado, mediante la reforestación de un extenso fundo en la Patagonia chilena de 6.000 hectáreas, que se inició en 2019 y que permitirá capturar 10.000 Tn de CO2 al año. Y por otro lado, mediante las tecnologías CCR (Carbon Capture Reuse) para capturar y reutilizar el dióxido de carbono que se libera durante la fermentación del vino -y que antes la planta ya había absorbido-, que continúan siendo objeto de estudio por parte del departamento de cambio climático de Familia Torres.

Familia Torres reduce un 30% sus emisiones de CO2 con un año de antelaciónEstas acciones se enmarcan en el programa ambiental Torres & Earth que la bodega implementó en 2008 ante la evidencia del cambio climático y al que destina cada año el 11% de sus beneficios. Pero, para conseguir un impacto global en la reducción de emisiones de CO2, es clave la implicación de todo el sector. Por ello, en 2019, Familia Torres y Jackson Family Wines de California impulsaron el grupo International Wineries for Climate Action (IWCA), que pretende aglutinar aquellas bodegas con un compromiso real de reducción de emisiones para descarbonizar el sector del vino, mediante el cumplimiento de unos objetivos ambiciosos relacionados con el autoconsumo de energías renovables y la reducción de la huella de carbono. A esta iniciativa, que fue premiada en los Wine Star Awards 2019 de la revista americana Wine Enthusiast, ya se han incorporado como candidatas seis bodegas más de todo el mundo, una de ellas españolas.

Familia Torres, tradición vitícola desde 1870

Arraigada en la tradición vitícola del Penedès desde el siglo XVI, la Familia Torres fundó su bodega en Vilafranca del Penedès en 1870, hace 150 años. Cada generación ha transmitido de padres a hijos la pasión por la cultura del vino desde el respeto por la tierra y la tradición y la apuesta por la innovación. Hoy, la quinta generación se focaliza en la elaboración de vinos de viñedos singulares y fincas históricas y en la recuperación de variedades ancestrales para adaptarse al cambio climático. La lucha contra la emergencia climática es, desde 2008, uno de sus ejes de actuación mediante acciones de adaptación y mitigación para reducir las emisiones de CO2. Presente históricamente en el Penedès, Conca de Barberà, Priorat y Costers del Segre, Familia Torres cuenta también con viñedos y bodegas en las principales zonas vinícolas españolas –Rioja, Ribera del Duero, Rueda y Rías Baixas–, así como en Chile y California. Es miembro de las Primum Familiae Vini, asociación que integra doce de las familias elaboradoras de vino más prestigiosas de Europa.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>