Satisfacción con la calidad. Baronía de Turís ’1920′, Valencia

1920, Bodegas La Baronía

Las varietales de uva tradicionales bien trabajadas y comprendidas están demostrando que son tan interesantes o más que las foráneas para elaborar vinos con crianza.

Bodegas La Baronía cuenta con un antiguo patrimonio enológico, tanto de viñedos de castas ancestrales, como de venerables botas de roble de 500 litros de capacidad. Por ellas pasan los vinos blancos dulces de Malvasía, como el ‘Cañamar’, hecho con uvas sobre maduradas; o el ‘Seco Baronía’, que puede recordar a los vinos generosos, pero sin encabezado, criado mediante el método de soleras; sin olvidar su excelente Vino de Licor de Moscatel ‘Dona Dolça’.

El actual equipo gestor de la bodega ha realizado durante los últimos años un importante trabajo de actualización en su gama de vinos. ‘Luna de Mar’ es una de las etiquetas que han incorporado más recientemente, con un tinto joven de corte internacional y un blanco de Moscatel seco que esta añada se presenta especialmente equilibrado, aromático y sabroso, con una boca donde predominan los sabores frescos, herbáceos y de frutas cítricas, con un elegante final.

Pero si de algo están satisfechos los miembros de esta sociedad es de su tinto con crianza “1920”, nombre con el que conmemoran el año de fundación de la cooperativa, una de las pioneras en tierras valencianas. Este es su vino más emblemático, en el que han depositado sus máximas expectativas y con el que han conseguido una gran aceptación en el mercado.

La idea de Joan Picó, director técnico, y de su gerente, Ana Calvet, fue la de hacer un tinto con crianza de referencia en su zona vinícola con la fruta de mejor calidad de cada añada, sin prefijar los tipos de uva ni sus porcentajes. Por ello ha sido la propia cosecha de 2009 la que ha diseñado la composición de su coupage dando mayor protagonismo a las varietales de carácter mediterráneo, como son la Garnacha Tintorera, que es novedad en la composición de este vino, y la Shyrah, complementadas con las Merlot y Cabernet Sauvignon.

La maceración fermentativa tiene lugar en depósitos horizontales rotativos, una tecnología industrial que permite realizar extracción de los polifenoles contenidos en los hollejos, junto con su carga aromática frutal, y el color, sin que se transmitan los taninos más agresivos. Cada uno de los tipos de uva se ha vinificado por separado, con posterioridad se define el porcentaje de cada una de ellas y el vino resultante permanece 12 meses en barricas de robles francés y húngaro.

El vino está bien presentado. Es de color rojo cereza, abierto de capa, con un ribete que comienza a evolucionar a tonos teja. El aroma es de buena intensidad, con presencia de frutillos rojos y negros, sotobosque, especias y tostados. En la boca tiene buena entrada, es de cuerpo ligero, con suave astringencia. Vuelven las sensaciones de frutas silvestres (grosellas, arándanos), equilibrado con una conseguida acidez.

“1920”: 9 euros

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>