La reliquia más preciada. Fondillón Sacristía, Bodegas Salvador Poveda, Alicante

Fondillon Sacristia, Salvador Poveda

El clásico vino generoso de Alicante es la única reliquia enológica de la Comunitat Valenciana que podemos disfrutar en nuestros días.

El Fondillón fue el vino noble de Europa en el siglo XV, cuando comenzó su esplendor en las postrimerías de la Baja Edad Media. Entonces despuntó sobre los incipientes vinos de Jerez, Malvasía de Canarias, Málaga, Oporto o Marsala, y durante cuatro siglos más figuró entre los mejores en las selectas vinaterías inglesas y flamencas.

Ilustres consumidores de este néctar fueron Sakespeare, Daniel Daefoe, Azorín o Alejandro Dumas, creador del personaje de Edmond Dantès, el Conde de Montecristo, quien llega a recomendar tomarlo acompañado de unos bizcochos.

El fondillón es, según el Diccionario de la Lengua Española, el “asiento y madre de la cuba cuando, después de mediada, se vuelve a llenar”. Las uvas de Monastrell se vendimian cuando están muy maduras, se prensan y el mosto fermenta muy lentamente por su alto contenido en azúcares, hasta obtener una alta graduación de forma natural que oscila entre los 16 y 18 grados de alcohol. Después el vino deberá permanecer un mínimo de 10 años en viejos toneles de roble americano de distintas capacidades, algunos de ellos centenarios, de donde pasará al sistema de soleras para continuar la crianza oxidativa que le dará sus particulares características.

Las plagas de filoxera y oidium que castigaron los viñedos franceses provocaron en nuestras tierras un profundo cambio en la producción industrial de vinos en los años posteriores a 1850, cuando hubo una gran demanda de otro tipo de elaboraciones, lo que hizo que el Fondillón dejara de comercializarse y, en consecuencia, estuviera a punto de desaparecer.

Hoy tenemos el privilegio de disfrutar de este vino singular gracias a Salvador Poveda Luz, padre de los actuales propietarios de Bodegas Salvador Poveda, de Monover, quien logró embotellar en 1976 unas pocas botellas después de varios años de estudio y diversas experiencias, con lo que recuperó la tradición de elaborar y consumir la joya enológica que es este escaso vino de Alicante.

El Fondillón Salvador Poveda Gran Reserva de 1987 es de color caoba, con reflejos ambarinos. Su aroma es intenso, complejo, con recuerdos de fruta pasificada, arrope, especias, dátiles, suaves tostados, tabaco rubio, y lacas. En el paladar muestra una magnífica boca, es amplio, denso, ligeramente abocado, bien compensado por su acidez, equilibrado, potente y largo.

Aún más elegante se muestra su Fondillón Sacristía, de reciente aparición en el mercado. Está hecho a partir de pequeñas cantidades de vino extraído de una selección de toneles de diferentes añadas, no por el método de soleras. Es rico en matices, pastelería, ebanistería, con un gusto abocado ligeramente más dulce y envolvente que el Gran Reserva.

Unos vinos para tomar con sosiego frente a la chimenea. Mientras tanto, afuera puede llover, nevar o caer chuzos de punta.

Fondillón Gran Reserva 1987: 25 euros
Fondillón Sacristía: 100 euros

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>