La Bobal como bandera, La Malkerida, Valencia

La-Malkerida-2010

Bruno Murciano -Mejor Sumiller de España y Medalla de Plata en el Mundial de Sumillería en 2008- ha hecho un vino junto al enólogo y viticultor riojano David Sampedro. Pese a su juventud, los dos poseen un sólido bagaje internacional. Bruno se formó profesionalmente en Francia y trabaja en la actualidad en una importante firma distribuidora de vinos en Gran Bretaña. David practica la viticultura con métodos biológicos con castas autóctonas como la Graciano en Rioja, la Garnacha en Navarra o la Rufete en la Sierra de Salamanca, con las que hace vinos para un segmento de consumidores, tanto de dentro como de fuera de nuestras fronteras, que aprecien los vinos que tienen algo que decir.

Bruno y David podrían haber elegido un viñedo en casi cualquier lugar, pero se han decidido por las cepas viejas de Bobal de la Finca Emilio que les ha ofrecido un vecino de Caudete de las Fuentes, población natal de Bruno en la comarca de La Plana de Requena y Utiel, en el interior de la provincia de Valencia.

La vinificación se hace en las instalaciones de la Cooperativa de Viticultores de San Juan en depósitos de hormigón que, durante más de 60 años, han demostrado su eficacia para la fermentación, al carecer de las cargas electrostáticas que presentan los de acero.

Con la añada de 2011 han elaborado dos vinos: La Malkerida, un vino joven que acaba de salir al mercado estos primeros días de septiembre; y El Sueño de Bruno, un tinto criado en barricas de roble francés que todavía permanecerá unos meses de reposo en botella.

La Malkerida de 2011 es un monovarietal de Bobal de color rojo cereza con reflejos rubí, abierto de capa con ribete violeta. Su aroma es de buena intensidad, a frutas rojas y negras maduras, suavemente especiado, pimienta negra, y ahumado, aunque no ha pasado por madera. En boca tiene buena entrada, es ligero, fresco, con suave astringencia. Vuelven las sensaciones de frutas ácidas percibidas con el olfato, como las grosellas y los arándanos. Un tinto de añada sincero y sencillo, ideal para tomar ligeramente fresco, acompañando comidas un poco grasas que suavizarán los taninos, y la acidez natural del vino limpiará el paladar.

Pienso en un morteruelo de liebre bien condimentado; en embutidos de la zona, como la güeña y el perro; o en un arroz con bajocas, un plato de cuchara para tomar al resguardo en un lluvioso día de otoño.

La Malkerida 2011: 6’75 €

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>