El sueño de los viticultores. Los Astrales, Ribera del Duero

El sueño de un viticultor. Los Astrales, Ribera del Duero

Bodegas Los Astrales basa su proyecto enológico en las 25 hectáreas de viñedo que posee en el término burgalés de Anguix, en la Ribera del Duero / StylusVinum /

Aunque el cultivo del viñedo en la meseta norte de la Península Ibérica se remonta a los tiempos de la romanización fueron las órdenes monásticas las que extendieron la cultura del cultivo de la vid en plena Edad Media. Monjes que provenían del monasterio de Cluny elaboraban vino en los márgenes del Duero ya en el siglo XII, pero además de la utilización del vino en los ritos religiosos el mantenimiento del viñedo favorecía la colonización y la estabilidad de los territorios reconquistados.

En la década de 1970 se inicia una auténtica revolución enológica en la zona alrededor del gran vino que ya era el Vega Sicilia, donde hasta entonces habían dominado los vinos de pasto o corrientes, principalmente claretes, cuyo consumo difícilmente superaban el año de vida.

Comienzan a aparecer bodegas, proyectos personales, nuevos estilos de elaboración, empresas tradicionales e inversores foráneos, diferentes estrategias de comercialización, múltiples iniciativas que son posibles por el respaldo de los pequeños viticultores, ante un futuro que se presenta en una dinámica y constante evolución, que en ocasiones puede resultar algo incierto.

El sueño de un viticultor. Los Astrales, Ribera del DueroBodegas Los Astrales se funda en el año 2000 por la colaboración entre las familias Romera de la Cruz, propietarios desde hace varias generaciones de 25 hectáreas de viñedo en el término burgalés de Anguix, y del célebre enólogo Mariano García, cuyos hijos se encargaron en un principio de la dirección técnica y la comercialización.

Actualmente continúan participando de la sociedad pero son José Hidalgo y Ana Martín los responsables de la enología, quienes han reanudado la labor de perseverar en la expresión de unos vinos marcados por la baja producción de un viñedo viejo de Tinta del País (Tempranillo), de entre 40 y 100 años, en una comarca fría situada a una altitud de 850 metros en la que la maduración es más pausada que en otros lugares de su DO, en un terreno de fondo  arcilloso, calizo y de gravas.

El sueño de un viticultor. Los Astrales, Ribera del DueroEl sueño de un viticultor. Los Astrales, Ribera del DueroLa bodega comenzó haciendo un solo vino, Los Astrales, al que da nombre el pago más representativo de la propiedad. Un vino que parte de uvas bien maduras, con mucha concentración de polifenoles, hecho con levaduras autóctonas y sin correcciones enológicas.

El Astrales 2012 muestra un aroma intenso, con mucha fruta negra madura, complejo, especiado, balsámico, se abre en la copa con matices minerales. Paladar potente, sabroso, con unos taninos memorables por dulces y bien maduros.

El Astrales Christina 2012 procede de selección de viñas centenarias. Se muestra aún más profundo e intenso, maderas de gran calidad, excelente fruta, elegante, de cuerpo esculpido, fresco y carnoso, en una explosión de sensaciones.

Astrales 2012: 25 €
Astrales Christina 2012: 36 €

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>