El palmo de Dios mide 4,4 kilómetros y está en Xàtiva

El palmo de Dios mide 4,4 kilómetros y está en Xàtiva, ermitas de la Virgen del Puig y de Santa Anna

Según una leyenda de Xàtiva, Dios pegó un manotazo para separar dos ermitas de la localidad / Fotos: Evaristo Cantó /

Xàtiva, 30 de agosto de 2017.- Hay lugares perdidos de la mano de Dios y otro lugar donde se puede saber cuánto mide ésta. Ese sitio es la ciudad valenciana de Xàtiva, o al menos es lo que cuenta una vieja leyenda local. Los 4,4 kilómetros en línea recta que separan las ermitas de la Virgen del Puig (siglo XIV) y de Santa Anna (siglo XVI) son conocidos en la zona como ‘el palmo de Dios’, puesto que la tradición cuenta que fueron separadas por un manotazo del creador después de que los vecinos protestaran por las continuas peleas de quienes en ellas habitaban.

Rodrigo de Borja, quien llegaría a ocupar el trono de Pedro con el nombre de Alejandro VI, tal vez estuviera predestinado a ser Papa de la Iglesia católica. Su figura está vinculada a una leyenda de Xàtiva que narra una intervención divina destinada a dar tranquilidad a sus convecinos. Años antes de convertirse en Sumo Pontífice fue el promotor de la construcción de la ermita de Santa Anna, en las afueras de Xàtiva. Este pequeño santuario es, junto con la ermita de La Virgen del Puig, protagonista de una leyenda local que permite conocer cuánto mide la palma de la mano de Dios: 4,4 kilómetros.

El palmo de Dios mide 4,4 kilómetros y está en Xàtiva, ermitas de la Virgen del Puig y de Santa AnnaSegún la tradición setabense, las dos ermitas estaban originariamente situadas en un alto una junto a la otra. Estaban habitadas por sendos eremitas. Sin embargo, lejos de dedicarse a la contemplación y el rezo en silencio, como cabría esperar de ellos, los eremitas no dejaban de pelear el uno contra el otro. Era tal el escándalo que provocaban que los vecinos no conocían momento alguno de descanso, por lo que pidieron la intervención divina. Y ésta, siempre siguiendo la leyenda, se produjo.

Se cuenta que Dios en persona pegó un manotazo entre ambas construcciones y que fue tal el golpe que ambas se desplazaron para estar alejada una de la otra. Los 4,4 kilómetros en línea recta que separan las ermitas de Santa Anna y de la Virgen del Puig son la longitud de la mano extendida del creador, o al menos eso cuenta la tradición setabense.

La ermita de Santa Anna se alza a 334 metros de altitud sobre un cerro desde el que se divisa una gran vista de toda la comarca. Se construyó entre 1453 y 1456 por iniciativa de Rodrigo de Borja, que llegaría a ser Papa con el nombre de Alejandro VI, y está catalogada como Monumento Histórico-Artístico de carácter provincial.

El otro punto que marca un extremo del palmo de Dios, la ermita de la Virgen del Puig, no presenta un estado de conservación tan bueno como del de Santa Anna. Fue reconstruida en 1875 y nuevamente a principios del siglo XX. En la actualidd se halla en proceso de restauración. Originariamente fue levantada a en el siglo XVI y se alza a 307 metros de altitud sobre un cerro. También desde aquí es posible disfrutar de una magnífica panorámica de la zona.

Ir caminando desde una ermita a otra es una buena opción para los amantes del senderismo. Eso sí, la distancia supera con creces los 4,4 kilómetros en línea recta que mide la mano de Dios. En concreto, hay que recorrer unos 11 kilómetros, a lo largo de los cuales el caminante se acerca al casco urbano de Xàtiva para después volver a alejarse. El recorrido es la unión de dos rutas senderistas publicadas, aunque no señalizadas, por el Ayuntamiento de la ciudad durante el cual se puede disfrutar de magníficas vistas. Además, todos los años, en el tercer domingo de Pascua, se celebra una romería cívica desde la ciudad de Xàtiva a la ermita.

Xàtiva, destino cultural y turístico

Xàtiva se ha consolidado como un referente turístico gracias a las riquezas históricas, patrimoniales, artísticas y culturales que atesora en su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982. El Castell, la Colegiata Basílica de Santa María, emblema de la ciudad y en cuyo interior se encuentra una importante colección de arte sacro, el Hospital Reial, icono de la arquitectura del XVI, la Plaça de la Trinitat, epicentro de la ciudad medieval en el que se juntan bellos palacios y edificios y la Iglesia de Sant Domènec, muy relevante durante la época medieval y declarada en 1982 Bien de Interés Cultural, son algunos de los puntos que ningún viajero debe perderse.
Tierra de tradiciones y raíces, Xàtiva atrae a sus visitantes por sus festividades, entre las que destaca la Fira, por su gastronomía con reminiscencias árabes.

 

OTRAS NOTICIAS

 

Un Sauvignon Blanc para la reflexión. Blanc de Trilogia, Casa Los Frailes, GlobalStylus

Un Sauvignon Blanc para la reflexión. Blanc de Trilogia, Casa Los Frailes

Desde que la bodega Casa Los Frailes emprendiera la reestructuración de parte de su viñedo en la década de los 90, Miguel Velázquez y su hermana Mª José, actuales responsables de la empresa familiar, no han dejado de orientar sus pasos hacia una viticultura razonada y sostenible. Pasaron de producción integrada a cultivo ecológico y en los últimos tiempos se han planteado el reto de una “transformación espiritual” hacia prácticas de agricultura biodinámica… (Y hasta aquí puedo leer…)

 

El Chef Alejandro del Toro, nuevo embajador de la DOP Valencia

La DO Valencia nombra embajador de sus vinos al chef Alejandro del Toro

El cocinero Alejandro del Toro, propietario del restaurante que lleva su nombre en la ciudad de Valencia, ejercerá durante un año de embajador de los vinos acogidos a la DO Valencia(continuar leyendo…)

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>