Clos de la Vall Autor. Las viñas de nuestros predecesores

Clos de la Vall Autor. Las viñas de nuestros predecesores. GlobalStylus

El cultivo de la vid debió practicarse desde muy antiguo en la comarca de La Vall d’Albaida, al sur de la provincia de Valencia. Los vestigios arqueológicos que así lo atestiguan son numerosos, con algunas piezas encontradas en el yacimiento ibérico de La Bastida de Les Alcusses. Incluso en la época musulmana continuó siendo una actividad agrícola importante.

En esta zona el viñedo se extiende sin interrupción a lo largo de tres Denominaciones de Origen, Alicante, Almansa y Valencia,  en un mar ondulante de vides retorcidas. A finales del siglo XIX se podía decir que era el cultivo predominante, pero a partir de la plaga de la filoxera gran parte de sus parcelas fueron replantadas de olivo y de otros árboles frutales. En fechas más recientes la superficie de viña volvió a disminuir por la política de subvención al arranque promovida por la Unión Europea.

La Cooperativa Vinícola San Pedro, de Moixent, es una bodega de tamaño medio que congrega a la mayoría de los viticultores del término municipal desde hace más de 50 años, en la que producen 600.000 litros de vino al año.

Clos de la Vall Autor. Las viñas de nuestros predecesores. GlobalStylusClos de la Vall PXSus socios todavía conservan unas pocas cepas de varietales que antaño eran comunes en estas tierras y que ahora son minoritarias, entre ellas las Arcos, Bonicaire, Forcallada, o Malvasía. Alguna ha estado realmente al borde la extinción, como la Mandó, de la que poseen una pequeña parcela con algo más de mil cepas de más de 60 años.

Pablo Cortés, director técnico de la bodega, inició en 2008 una nueva línea de vinos con la marca Clos de la Vall. Ya entonces destacó el blanco seco de Pedro Ximémez fermentado en barrica, envolvente y sabroso, que incita a tomar un trago más en el aperitivo o con los entrantes.

Otro vino que destaca es el Clos de la Vall Autor, un tinto hecho con Mandó. El de 2012 ha permanecido 12 meses en barricas de roble francés y se ha refrescado con una parte de vino que no ha pasado por barrica. Es de color granate y ribete con tonos violáceos. Nariz de intensidad media, con buena presencia de fruta negra madura y frutillos rojos, arropada por los aromas de crianza, con recuerdos de especias (vainilla, coco), tostados, caramelo de café con leche y sándalo. En boca es de cuerpo medio, con taninos maduros, acidez correcta que equilibra su buen grado en un conjunto goloso, de postgusto largo y persistente.

Clos de la Vall Autor 2012: 15 €

 

OTRAS NOTICIAS

 

Un sustituto del sulfuroso a partir de restos de la viña gana The Vine Science Award 2016

Un sustituto del sulfuroso a partir de restos de la viña gana The Vine Science Award

La investigación de IFAPA se centra en el uso de estilbenos, extraídos de restos de la viña, para sustituir al dióxido de azufre (SO2) en la elaboración del vino, gracias a su capacidad conservante. “Con nuestros resultados demostramos que la madera de poda, uno de los subproductos de la viña, puede ser aprovechada para dar un valor añadido al vino y ayudar a la sostenibilidad de este cultivo”, afirman sus investigadores…(Y hasta aquí puedo leer…)

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>